18.7 C
Montseny
24 octubre, 2021
El portal del Montseny

7 mitos de las parejas

A continuación, te presentamos 7 mitos que han sido desmontados por experimentos con parejas realizados en los últimos 40 años en el “Laboratorio del Amor”, el mayor centro del mundo dedicado a la investigación de cómo las parejas se relacionan, lo que empeora su relación y lo que mejora su relación.

Algunos mitos pueden chocarte, pero están bien estudiados. Y si quieres saber más de alguno de ellos o cómo trabajarlos en tu caso, envíame un email a jon@creandoparejasextraordinarias.com

 

Mito 1: Las parejas que discuten mucho, y más si lo hacen gritando, acabarán separándose

Error

Creer que “Mi relación de pareja se romperá si discutimos mucho o si discutimos gritando”

Descubrimiento experimental

Lo que predice mejor si tu pareja acabará separándose o no, es el número de intercambios positivos y negativos que tenéis durante cada discusión. Si tienes 5 o más interacciones positivas por cada interacción negativa, las discusiones y los gritos no llevarán a la separación en la gran mayoría de las parejas.

Ejemplos de interacciones positivas son cogerle las manos, prepararle la infusión que le gusta, mirarle a los ojos con respeto, o mostrarle que entiendes lo que intenta expresarte.

Ejemplos de interacciones negativas son criticarle, aleccionarle sobre lo que está bien y está mal, despreciar algo de ella, callarse, o ponerse a la defensiva.

Es normal no saber poner interacciones positivas y sí poner interacciones negativas. Hacerlo de esta forma se enseña de forma inconsciente en la familia de origen. Por lo tanto es necesario aprenderlo trabajando habilidades de conexión, comunicación, establecer seguridad, de resolución de conflictos y de reparación de heridas de nuestra infancia.

 

Mito 2: Si me ama, ya sabe lo que es importante para mí en cada momento

Error

Creer que “mi pareja debe saber lo que es importante para mi, y lo que pienso y quiero”

Descubrimiento experimental

Tu pareja no es una lectora de tu mente. Por eso, siempre es necesario decirle exactamente lo que quieres.

Este pensamiento surge por creencias adquiridas en nuestra vida familiar y suele causar mucho sufrimiento.

 

Mito 3: la relación debe ser justa

Error

Creer que “si yo te rasco la espalda, tú deberías rascar la mía”

Descubrimiento experimental

Las parejas más felices son aquellas cuyos miembros dan sin esperar nada a cambio. Esto lo hacen porque pueden confiar en que su pareja actuará teniendo en cuenta los mejores intereses de ambos.

Esto no quiere decir que baste con que uno de sin esperar nada. La investigación muestra que los dos han de dar sin esperar. El problema es que muchas personas quedan atascadas en que ellas dan y su pareja recibe, y no saben qué hacer para salir de este agujero. Aquí es necesario trabajar habilidades de autoestima, conexión, conversación, seguridad, y resolución de conflictos.

 

Mito 4: Hay que continuar hablando hasta que los dos estemos de acuerdo

Error

Creer que “Hemos de llegar a acuerdo en todos los temas para tener una relación feliz”

Descubrimiento experimental

La gran mayoría de las parejas no llegan a acuerdos en todos sus temas. El 69% de los problemas de pareja se manejan conversando, aceptando que se está en desacuerdo y evitando caer en conflictos bloqueantes que generan peleas recurrentes.

En el fondo de esos conflictos sin acuerdo se haya creencias profundas, personalidades creadas alrededor de una herida intensa, algo muy valioso o un sueño no cumplido.

Para mejorar claramente estas situaciones y subir a un nivel de pareja mucho más conectada y colaborativa, es necesario trabajar habilidades de escucha empática y comprensión profunda de las aspiraciones y necesidades básicas de la otra persona con respecto al tema en cuestión.

 

Mito 5: Las peleas surgen por las diferencias de género

Error

Creer que “Eres un hombre (o una mujer) y esa es la principal causa de los problemas de pareja que tenemos”

Descubrimiento experimental

Los hombres y las mujeres son muy parecidos en la forma en que gestionan y expresan sus emociones. Los problemas surgen más por las historias que han vivido y cómo han integrado los conflictos que han experimentado en sus vidas.

 

Mito 6: Cada miembro de la pareja siempre actúa como un adulto responsable

Error

Creer que “Tú tienes que actuar siempre como un adulto en esta relación de pareja”

Descubrimiento experimental

Todos llevamos cargas de nuestra infancia. Son temas no resueltos que llevamos a nuestras relaciones de pareja. Y nos hacen comportarnos de formas no adecuadas, no óptimas o no eficientes. Estas cargas se aplican tanto para lo que yo hago (o hace mi pareja), como para la forma en que yo interpreto lo que mi pareja hace (o la forma en que mi pareja interpreta lo que yo hago).

Por ejemplo, si tuviste un padre distante y frío, podrías asumir que tu pareja también está siendo distante y fría. En lugar de culpar a la persona con la que estás, explícale cómo te hacen sentir las acciones que realiza, y qué puede hacer para ayudarte a sentirte mejor.

Esto es difícil de asumir para algunas personas, pero saber integrar las cargas no resueltas de la infancia es una habilidad que trae muchísimos beneficios en la vida persona y en la vida de pareja.

 

Mito 7: La similitud en las creencias importantes es clave para ser felices en pareja

Error

Creer que “Hemos de tener las mismas ideas sobre los temas importantes de nuestra vida para tener una pareja feliz”

Descubrimiento experimental

Lo realmente importante es que las dos partes se sientan seguras al expresar las emociones a su pareja sobre cualquier tema.

Esto implica trabajar la habilidad de conectar y comunicarse para expresar un interés claro en el significado detrás del comportamiento de tu pareja.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacidad y política de cookies
Aquesta web utilitza Cookies    Veure Política de cookies
Privacidad