15.6 C
Montseny
28 mayo, 2022
El portal del Montseny

PORQUÉ NO HAY QUE SALTARSE LAS COMIDAS.

Cuanta gente ha pensado alguna vez:

“A partir de hoy no voy a desayunar. Así seguro que pierdo esos quilillos que me sobran fácilmente sin hacer demasiado”, “Unos días sin cenar y seguro que entro en ese vestido tan bonito”, “A menos comidas, más peso voy a perder”.

Te voy a explicar en tres puntos porqué lo aconsejable es no saltarse ninguna comida; todo lo contrario, intenta comer entre cuatro o cinco veces al día, eso sí, comidas equilibradas y no muy abundantes. Lo mejor es no hacer que el metabolismo deje de funcionar, mientras se mueve quema calorías. Si lo trasladamos a un coche, lo podemos entender fácilmente. Cuando arrancamos el coche, al principio va despacito, pero poco a poco coge velocidad y mientras no pares el coche sigue funcionando, pero cuando tienes que parar por alguna razón, hasta que vuelve a coger la velocidad que llevaba tarda un poquito, pues con nuestro cuerpo pasa lo mismo. Cuando el metabolismo no tiene con que trabajar baja el ritmo y no quema tan rápido, también tarda en coger la velocidad que llevaba antes.

Aunque en un principio si, que se pierde peso, a la larga se acaba engordando. Esto es debido a que el metabolismo no sólo ralentiza, por lo anteriormente mencionado, también lo hace porque piensa que no va a recibir la energía necesaria para poder funcionar correctamente e intenta no quemar muchas calorías (que son las reservas de energía que tiene). Además, cualquier cosa que se ingiere, también lo vuelve reservas, para evitar déficit en un futuro. Al principio lo pillamos desprevenido, pero luego reacciona protegiéndose por si vienen “las vacas flacas”. Piensa por un momento en qué haría una persona responsable si siempre ha tenido dinero en el banco, y vienen momentos difíciles. ¿Gastarías todo lo que tienes sin pensar, o intentaría ahorrar para no quedarse en banca rota?. Pues nuestro cuerpo si funciona correctamente es como una persona responsable.

El no comer durante 3 horas o más, induce a nuestro amigo “el organismo” a producir más insulina, que es una hormona que genera el páncreas para regular la cantidad de glucosa en la sangre. La glucosa podemos decir que es para nosotros como la gasolina para nuestro coche. A más insulina, menos glucosa en sangre, por lo que además de sentirnos cansados, tristes o decaídos, sin fuerzas, incluso tendremos dolores de cabeza. Nuestro cerebro, que es un órgano glucodependiente además del sistema nervioso, nos pide comida, sobre todo dulce. La siguiente comida será excesiva y comeremos más de lo que podamos metabolizar, teniendo digestiones muy pesadas.

Ya comenté los dolores de cabeza, pero hay otras consecuencias molestas, como son los dolores articulares o musculares y esto es debido a que tras 4 horas sin comer “nuestro amigo responsable” de lo primero que se alimenta es de músculos, ligamentos y cartílagos. Ya sabemos que las grasas son muy preciadas para él, ya que son las reservas que guarda para un futuro, cuando las cosas ya estén muy duras. Por lo que el peso que se va a perder primero es de músculo. Por mucho ejercicio que se haga, esto no va a aumentar.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacidad y política de cookies
Aquesta web utilitza Cookies    Veure Política de cookies
Privacidad