20.4 C
Montseny
19 junio, 2021
El portal del Montseny

COMO UN PENSAMIENTO MODIFICA NUESTRAS CELULAS.

Durante siglos, los poderes de la mente han sido asociados al mundo esotérico (cosas de locos). Se desconoce bastante incluso hoy en día la mecánica quántica.

 

La ciencia ha demostrado la interrelación entre pensamiento y realidad. El estudio sobre ese gran desconocido ha avanzado mucho con las tomografías; mediante electrodos se mide la actividad eléctrica del cerebro mientras se produce una actividad mental que puede ser racional, espiritual o emocional.

 

Estos experimentos han demostrado al mundo científico algo que sorprendió mucho. Cuando vemos un objeto o imagen, unas partes de nuestro cerebro se iluminan y se genera con ello una actividad cerebral, pero cuando se le pide a la persona que cierre los ojos eso quiere decir que deja de mirar el objeto o imagen; ¡sorpresa!, la actividad cerebral es la misma, por lo tanto, se llegó a la conclusión que: “CIENTIFICAMENTE SE DEMOSTRÓ QUE EL CEREBRO GENERA LA MISMA ACTIVIDAD CUANDO VE QUE CUANDO SOLO LO IMAGINA”.

 

Una vez llegados aquí hay que formular la gran pregunta; ¿cuál es la realidad?

 

Para el cerebro no hay diferencia entre lo que ve y lo que imagina, todos nuestros pensamientos bien sean positivos o negativos afectan nuestra realidad y por ello el rumbo de nuestras vidas.

Mi realidad siempre dependerá de mis creencias que generan mis pensamientos y ellos a la vez mis emociones.

Los terapeutas que trabajamos a diario en el plano energético enseñamos a nuestros pacientes a ser conscientes de cada uno de sus pensamientos, pues esa es la forma como la ciencia demostró la realidad.

 

Un estado emocional (miedo, rabia, risa, etc.), el cerebro suelto al flujo sanguíneo el péptido correspondiente a ese PENSAMIENTO/SENTIMIENTO y llega a todas partes de nuestro cuerpo, este se unirá a una célula el tiempo que necesite desencadenando un torrente de reacciones químicas, muchas de estas reacciones acaban modificando el propio núcleo de la célula.

 

La célula está viva y tiene conciencia, sabe que proteína fabricar, sabe si va a dividir su núcleo y sabe si va a dejar de dividirse. La célula es la unidad con conciencia más pequeña del cuerpo. Las células con receptores vacíos comenzarán a comunicarse con el cerebro y reclamarán los pépticos a los que están acostumbradas, el cerebro automáticamente creará imágenes para volver a iniciar el ciclo.

 

Si piensas en como estar deprimido, confundido, en sufrir, en ser feliz…. el cuerpo le dirá a tu cerebro que sus necesidades físicas no están cubiertas, el cerebro se activará, buscará imágenes de momentos pasados y los mandará al lóbulo frontal para que los visualice y los sienta.

Una vez expuesto lo ORTODOXO/CIENTIFICO (Y YO LO SOY) vamos a lo que se desprestigia porque no da a ganar billones de euros, las llamadas SEUDOCIENCIAS.

 

En mi caso estoy especializada en MTC y os hago esta pregunta ¿cuántos neuropéptidos puede generar una simple aguja para nuestro cerebro? “Muchos “.

 

CON ESTO NO QUIERO DECIR QUE LO ORTODOXO NO SE NECESITE NUNCA MAS LEJOS DE LA REALIDAD, SINÓ MAS QUE AMBAS (ORTODOXO Y SEUDOCIENCIAS) TENDRIAN QUE SER COMPLEMENTARIAS Y NO DESPRESTIGIAR PORQUE NO APORTAN BENEFICIOS BILLONARIOS Y PASAR A SER ESTUDIOS REGLADOS UNIVERSITARIOS.

 

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Privacidad y política de cookies
Aquesta web utilitza Cookies    Veure Política de cookies
Privacidad